Blogia
Requiem por la bailarina de una caja de música

ENTREVISTA EN GLOBAL CASTILLA LA MANCHA

Entrevista

“La crítica social de la novela negra siempre me ha atraído”

Por Fran Solís
Más artículos de este autor
Última actualización 08/01/2010@10:58:34 GMT+1

El ciudadrealeño José Ramón Gómez Cabezas acaba de presentar su primera novela Réquiem por la bailarina de una caja de música. Encuadrada dentro del género de la novela negra, esta obra tiene como trasfondo la España de finales de 1925, y refleja las contradicciones sociales y de estirpes que se vivían en Ciudad Real y en el conjunto del país por aquel entonces.

¿Réquiem por la bailarina de una caja de música se encuadraría dentro de la novela negra o prefiere llamarla policíaca?

A mi me gusta la calificación de novela negra, pues he intentado atenerme a los cánones de este género. La obra está ambientada en Ciudad Real, concretamente en el año 1925, por lo que tiene un componente de novela histórica en el sentido de ceñirme al contexto. También es un homenaje a mi abuelo. Entre lo que él me contaba y yo he investigado he intentado ceñirme a lo que podía ser esa época que me parece muy interesante. Había una serie de detalles muy atrayentes para plantear la novela en ese tiempo. En el contexto he intentado ceñirme a lo histórico, pero la trama y el resto son totalmente inventados.

¿Qué le atrae del género?

Siempre he tenido claro que si algún día escribía algo tenía que estar relacionado con la novela negra. Toda mi vida he leído novelas de misterio, de intriga y libros de novela negra. Y una de las cosas que siempre me ha atraído es la crítica social que hay tras la novela negra. En mi novela tenemos una trama, una intriga y un enigma. Pero a raíz de la investigación se descubren una serie de contaminaciones que hay alrededor de esta sociedad. Todo esto te puede gustar o no, pero existe. Siempre me ha atraído muchísimo la crítica social que hay implícita en la mayor parte de las lecturas de este género.

Los principales pilares de la historia son los personajes, teniendo como escenario la España de finales de 1925. ¿De qué manera se ven afectados por la convulsa situación política que se vivía en España y en Ciudad Real?

Ese es el trasfondo. La historia es una trama típica de la novela negra. En los primeros capítulos aparece una víctima, una serie de supuestos culpables y una investigación que se inicia para intentar averiguar qué es lo que ha sucedido. Al margen de todo eso, introduzco muchos elementos de la época, para contextualizar los extractos sociales y dar detalles de lo que pudo ser Ciudad Real. Directamente los personajes no se ven afectados, aunque si lo están indirectamente. Así, el protagonista es un periodista hijo de un importante militar que se ve afectado por la situación convulsa que se vivía en la ciudad.

¿Cómo era la sociedad ciudadrealeña por aquel entonces?

Era distinta en lo que se refiere a las situaciones que se vivían en las grandes ciudades, como pueden ser Madrid y Barcelona, las cuales tenían una vida política y social mucho más intensa. Pero también era muy parecida al de otras ciudades. Por aquella época Ciudad Real apenas tenía 20.000 habitantes, con lo cual el ambiente rural estaba más señalado que en otras ciudades. De hecho la novela tiene dos capítulos ambientados en Madrid donde el periodista va a formarse a un periódico y se encuentra perdido por la diferencia social y cultural que existía.

En su obra el personaje principal es un periodista. ¿Qué diferencia encuentra entre el periodismo que se hacía en España durante el primer tercio del siglo XX y el que se ejerce hoy en día?

En cierto sentido se puede parecer al periodismo de investigación. En mi novela aparece la figura del periodista. Se trata de un personaje que puede llegar a diferentes sitios, conocer las capas sociales y acceder a mucha información. Yo quise recuperar esa figura. Plantearme como trabaja un periodista en 1925, y más concretamente en Ciudad Real, era algo complicado. Estuve documentándome y mirando muchos diarios de la época para sacar conclusiones. Por este motivo, además de la labor de redacción que hacéis ahora, que probablemente también se realizaba en aquel momento, mi personaje se ve inmerso en una investigación. El periodista me parecía una figura interesantísima.

Usted ha realizado reseñas sobre la narrativa policial. ¿Qué le ha resultado más complicado: escribir un libro o hacer una reseña?

Son dos planteamientos distintos. En la novela se libera mucho la fantasía y tus ideas. Probablemente algunas de las cosas que has leído se te quedan en la cabeza y las conjugas para elaborar una historia, mientras que a la hora de hacer la reseña tienes que ceñirte mucho al texto que has leído y a las sensaciones que te ha vertido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres