Blogia
Requiem por la bailarina de una caja de música

La presentacion de Madrid en el blog de Enrique Bienzobas

La presentacion de Madrid en el blog de Enrique Bienzobas

El sábado 23, es decir, ayer, tuvo lugar la presentación en Madrid de la novela Réquiem por la bailarina de una caja de música, obra de José Ramón Gómez Cabezas. El acto se llevó a cabo en la librería de género (misterio, negra, ciencia ficción…) Estudio en Escarlata. Acompañamos al escritor Carlos Salem y un servidor. Yo hablé de la estructura de la novela, tres partes en las que se conjugan los verbos temer, desear y amar, este último en pretérito anterior, los otros en presente de indicativo, una introducción, en la que al pobre Buendía, guarda agujas nocturno, no le dejan vaciar sus intestinos a pesar de la urgencia atroz que siente de ello; y un epílogo con el verbo partir en tercera persona. Esta estructura no es ni más ni menos que una gran pista para su interpretación.

Hablé de la época histórica en la que se centra y de los problemas sociales y laborales, anteriores a los hechos pero que se dejan sentir en la narración. Y, por último, comenté el homenaje realizado a Plinio a través del policía encargado de la investigación, de Tomelloso.

Carlos Salem explicó que la novela le había gustado por ser una historia con unos hechos centrales y otros secundarios, todos muy bien estructurados, en la que no sobra ni le falta nada. A él, como escritor, esas cosas le gustan, en algo menos de doscientas páginas José Ramón ha sabido decir muchas cosas, “si las coge alguien que yo me se –nos dijo-, escribe más de quinientas páginas”. No lo dijo, pero creo que después del gran éxito de una trilogía, en la mente de todos estaba un sueco tras tantas páginas. Nos confesó que la novela la había leído de un solo tirón.

Por último José Ramón nos habló de los orígenes de la escritura de la novela. Había escrito algunos cuentos, artículos… hasta que, “de repente…”, empezó a surgir esta historia.

Muchas veces, cuando alguien le preguntaba qué cosas se pueden ver en Ciudad Real, se quedaba pensando. Y venían los recuerdos de las historias, las calles, los edificios… la muralla que rodeaba a la Ciudad… Todo ello contado por su abuelo, un hombre que, con sus noventa y dos años, está muy despierto. Y fue cuando a él se le ocurrió hablar de su Ciudad. Por supuesto que se hablaron de muchas más cosas, pero en uno la memoria ya no es como era... ¿Cómo era?

José Ramón y Esperanza habían traído queso y vino (faltó el tocino, pero lo dejaron para otra ocasión), del primero no quedaron ni las migas del segundo alguna de las botellas la consumiré mientras pienso en cierta concejala.

Me alegró mucho ver a los amigos de Ciudad Real (aunque a Jesús, de Toledo, le reprocho haberme sacado de tal guisa en la foto, no me reconozco ni yo, ¡mira que soy feo! Jesús, para otra vez pídeme la foto a mi, ¡coño). No publico aquí dicha foto para que ustedes no se rían.

http://ebienzobas.blogspot.com/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres