Blogia
Requiem por la bailarina de una caja de música

En la tribuna de Ciudad Real.

En la tribuna de Ciudad Real.

Gómez Cabezas resucita a Cagancho en una trama de intrigas y corrupción

Pilar Muñoz - domingo, 23 de febrero de 2014
El psicólogo y novelista presenta "Orden de busca y captura para un ángel de la guarda" con uno de los protagonista de la novela

El psicólogo y novelista José Ramón Gómez Cabezas presentó ayer en la Biblioteca pública del Estado de Ciudad Real su última obra Orden de busca y captura para un ángel de la guarda junto a uno de sus personajes: su abuelo de 104 años que ha sido fuente de inspiración y modelo para crear la figura de Ramón, el compañero inseparable de aventuras del protagonista de lo que va camino de ser una trilogía.
Gómez Cabezas avanzó a los medios de comunicación poco antes de presentar su segunda novela que ya trabaja en la tercera cuyo escenario sitúa en Toledo donde acaba Joaquín Córdoba de la mano de un médico. El autor parte de un hecho histórico: la sublevación militar de 1929 en el regimiento de Artillería de Ciudad Real. La rebelión contra la dictadura del general Primo de Rivera no tuvo éxito en España, salvo en el acuartelamiento de Ciudad Real. «Lo dejaron solo», recuerda Gómez Cabezas en relación al citado regimiento.
El protagonista de sus novelas es Joaquín Córdoba, un periodista hijo de un militar relacionado con el general Aguilera, que tiene una salud frágil, circunstancia que aprovecha el autor para «meterlo en líos y embrollos».
En la segunda entrega Joaquín Córdoba acude junto a su viejo amigo Ramón (una especie de Watson, el inseparable compañero de Sherlock Holmes) a la plaza de toros de Almagro para ver al popular torero Cagancho, cuya actuación fue tan desastrosa hasta el punto de acuñar la famosa frase: ‘Has quedado peor que Cagancho en Almagro’.
Cuando los protagonistas regresan en tren a la capital «empiezan a ocurrir una serie de hechos», una trama «intrigas, robos de bebés, corrupción, asesinatos», indica el autor que trata de mantener el suspense hasta el final. Género negro con contenido histórico, apostilla González Cabezas sin querer entrar en detalles para no desvelar la trama ni el por qué del título porque «tendrá que averiguarlo el lector».

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres